Lo nuevo de Yahoo!

Noviembre ha sido un buen mes para los inversionistas que han comprado o tienen intenciones de comprar acciones de Yahoo!, el portal de Internet más conocido en el mundo.

La razón es que la empresa que se ha caracterizado por ir adelante en muchas de las innovaciones que han ampliado el área de influencia de Internet en todo el mundo, anunció n este mes su plan para salir adelante en un mercado que no estaba favoreciendo a la compañía como sí lo había hecho en los meses y años anteriores.

El cambio central tiene que ver con el hecho de que Yahoo! anunció su decisión de comenzar a cobrar por sus servicios. No por todos, naturalmente, pero ya comenzó por algunos.

Pero vayamos al comienzo. Yahoo! nació en 1994 cuando dos estudiantes de doctorado en Ingeniaría Eléctrica en la Universidad de Stanford, en la costa oste de Estados Unidos, comenzaron a almacenar los enlaces a los sitios de Internet que más les gustaban. David Filo y Jerry Yang lo hacían por gusto y usaban sus propios computadores conectados a la red, para almacenar el índice. Pero, como éste empezó a crecer, le dedicaron más tiempo y al poco caminar se dieron cuenta que había un negocio en sus manos que debían explotar. Fueron entonces al Sillicon Valley, se entrevistaron con empresas de capital de riesgo, consiguieron 2 millones de dólares para empezar… y,el resto es historia.

Hasta octubre pasado, la compañía había crecido hasta tener 44 unidades de negocio y emplear más de 3 mil personas en todo el mundo, atendiendo a más de 210 millones de usuarios por mes y mostrando 780 millones de páginas por día en septiembre pasado.

No obstante, sus ingresos habían caído. De tener ingresos netos por 310 millones de dólares en el último trimestre de 2000, cayó hasta 166 millones en el tercer trimestre de 2001, generando una utilidad de 8.4 millones para ese período.

La razón es que la publicidad ya no es tan buen negocio y que a nivel mundial se experimenta una baja actividad económica. La reacción de Yahoo! no se hizo esperar y su nuevo ejecutivo máximo Tery Semel, quien llegó al cargo en mayo pasado y había mantenido un bajo perfil, sacó la voz para hacer varios anuncios. Primero, despedirán a 400 empleados. Luego, disminuirán a seis sus 44 divisiones: listados, comercio, comunicaciones, medios, acceso y empresas.

Finalmente, comenzarán a cobrar por algunos de sus servicios, tal como el sistema “PayDirect” de pagos en línea, que ahora exigirá el pago de comisiones por cada transacción. Cabe recordar que Yahoo! había tomado una medidas similar en forma previa con otro de sus servicios, como el de remates.

La noticia fue recibida muy bien por los inversionistas quienes de hecho han perseguido a esta acción que llegó a estar en 8 dólares a fines de septiembre, hasta elevarla a 16 dólares que era el precio que había alcanzado al escribir esta columna.

Es un interesante signo entonces lo que está pasando con Yahoo! pues demuestra que el mundo financiero apuesta por las compañías que tienen “negocios demostrables” en la Internet. Es decir que pueden cobrar y estar seguros de recibir ingresos mes tras mes.

Pero, hay que decirlo, es un mal signo para los usuarios, acostumbrados a que nada se cobra en Internet. Porque, a la luz de lo que está pasando, esos días están quedando atrás.

Escribe un Comentario

Tu correo electrónico nunca será compartido. Los campos requeridos están marcados con *

*
*