Todos contra el Gurú

Desde que inició su trabajo en Internet, Jakob Nielsen llamó la atención. Eso fue en 1995, cuando tras participar en la creación del sitio web de Sun Microsystems, comenzó a enviar por correo su columna de opinión “Alertbox” que se enfocaba principalmente al tema de la “Usabilidad”.

El término, que no existe en español, se refiere a la capacidad que tiene la interfaz de un programa de computador o de un sitio web, para ser bien utilizado por sus usuarios gracias a la adecuada presentación de su contenido.

Nielsen hizo mundialmente conocida la “Usabilidad”, gracias a que, con el paso del tiempo, fue condenando casi todas las innovaciones que se incorporaban a los sitios web, debido a que no ayudaban a que el usuario accediera de manera simple a su interior.

Probablemente su punto máximo lo alcanzó en Octubre de 2000 al hablar de la tecnología Flash y acuñar su lapidaria opinión con esta frase: “Alrededor del 99% del tiempo, la presencia de Flash en un sitio web, constituye una enfermedad de Usabilidad”.

Desde ese momento, gran parte de los diseñadores que estaban empleando ésta y otras tecnologías en sus sitios, vieron una amenaza en Nielsen. Este, con toda tranquilidad predicaba que lo mejor eran los sitios con muchos enlaces de texto hacia la información más importante, sin imágenes ni elementos que hicieran aumentar el tiempo de descarga de sus páginas. No obstante, él mismo planteaba que la falta de imágenes, no significaba que los sitios fueran aburridos, ya que se podían usar zonas de colores. Y qué mejor ejemplo que su propio sitio web, ya que de acuerdo a su testimonio, él mismo lo ha desarrollado.

Naturalmente esta forma de trabajo molestó enormemente a los diseñadores. Y el mejor ejemplo lo mostró en diciembre de 2001 el sitio web de la BBC, cuando entrevistó a Joshua Davis, un pionero en el diseño basado en Flash. El estaba inaugurando su exposición “Magos del Web” en el Museo del Diseño en Londres, y planteó que Nielsen lo único que conseguía con sus ideas era “no promover el crecimiento y sofocar la creatividad”. De hecho recordó que alguna vez le envió un e-mail a Nielsen, anunciándole que si lo veía, le iba a pegar.

Un poco más tranquilo, Davies planteó que hay público para todo, y que probablemente su trabajo en Praystation.com era para un grupo de público que probablemente estaba al otro lado del espectro.

Otra de las muchas opiniones contrarias a Nielsen llegó desde Argentina, donde el grupo de diseñadores que trabaja en Arancibia.com, que, entre otros, tiene como cliente al Ministerio de Educación de ese país (haciendo partes del sitio www.educ.ar), ha usado la propia columna del gurú, para criticarla. Y, para demostrar que se trata de una interesante tecnología, hacen su crítica mediante el uso de Flash, que permite ir pegando notas a lo largo del texto para manifestar su oposición a cada párrafo.

Por último, en el libro “Flash es 99% bueno” que tiene su equivalente en web, se avanza en la crítica hacia Nielsen, indicando que el trabajo que se han propuesto es mostrar que el buen diseño y la “Usabilidad” pueden convivir sin problemas en un sitio web.

En resumen, en torno a Nielsen se ha generado todo un movimiento que vale la pena seguir de cerca, ya que de éste surgen las pistas de cómo viene el diseño de los sitios web de los próximos años. Y además hay que considerar que el gurú no se queda tranquilo, porque quincenalmente envía sus columnas con más ideas sobre Usabilidad y este año tiene planeado visitar San Francisco, Sydney, Washington y Londres para dar a conocer lo que piensa.

¿Quieres saber más?

Escribe un Comentario

Tu correo electrónico nunca será compartido. Los campos requeridos están marcados con *

*
*