Enlace profundo

Lo que partió como una buena idea y como un elemento que se ajustaba al espíritu de los medios de comunicación en Internet, está bajo fuego actualmente en Estados Unidos. Se trata de los “enlaces profundos” (traducción directa de “deep link”).

Se define un enlace profundo como la conexión directa mediante hipertexto de una página web, a un archivo existente dentro de un sitio. Esto permite llegar directo a un contenido específico, sin pasar por la portada del sitio que ha sido enlazado. Y tiene sus ventajas, ya que si se hace el enlace a la portada, probablemente el artículo que se quiere destacar ya no está presente y con ello se pierde toda la gracia del enlace.

Pues, la empresa Belo decidió que tales ventajas no son suficientes y a fines de abril, mediante una carta formal, solicitó al sitio “Barking Dogs” (“Perros que ladran”, podría ser su traducción) que dejara de hacer esos enlaces profundos hacia el sitio DallasNews.com que pertenece al periódico “The Dallas Morning News”. De acuerdo a sus argumentos, al poner tales enlaces, el sitio dedicado a publicar notas sobre una zona de suburbios en Dallas, esta infringiendo las normas de propiedad intelectual

La solicitud de Belo fue frontalmente atacada desde todos lados, ya que incluso se citaron diversos fallos judiciales que han rechazado la idea de que hacer enlaces entre sitios constituya una infracción a la propiedad intelectual.

Entre ellos está la demanda de Ticketmaster contra Ticket.com y a Microsoft Sidewalk por hacer enlaces hacia su sitio; y cuando eBay.com demandó a AuctionWatch.com por lo mismo. Los tres casos llegaron al momento en que la justicia determinó que no había problemas legales al hacerlo. No obstante, como se puede suponer, al final todos terminaron firmando acuerdos que permitían los enlaces profundos.

Incluso el gurú Jakob Nielsen está de acuerdo en el uso de este tipo de enlaces, explicando que “los enlaces que van directamente a las páginas interiores de los sitios mejoran la Usabilidad porque, a diferencia de los enlaces genéricos, ellos responden específicamente a las necesidades de los usuarios. Los sitios web deberían apoyar el enlace profundo”.

Vistos los hechos y las reacciones, cabe preguntarse ¿por qué la compañía Belo tomó la decisión drástica de impedir el enlace profundo? Aunque no hay respuestas formales en todo lo que se ha publicado hasta ahora (ya que incluso se descubrió que Belo tiene sitios que hacen enlaces profundos), el tema de fondo parece ser que si un usuario no pasa por la portada de un sitio, podría perderse los anuncios publicitarios más importantes, que habitualmente aparecen allí. Y, por lo mismo, se perderían ingresos.

Probablemente esa sea la razón más fuerte, a la que se suma el hecho de que una de las normas de la Internet indica si se llega a un buen contenido a través de un enlace profundo, la mitad del crédito se le da a quien descubrió ese contenido y lo enlazó. De allí que uno siempre vuelva a Yahoo! o a Google (dos que ofrecen enlaces profundos) y no al sitio que ofrece el contenido por sí mismo.

Pero, para terminar, hay que tener claro que, no obstante lo que pase con BarkingDogs.org en su pelea con Belo, es importante preservar la capacidad que tiene Internet de usar hipertexto para conectar contenidos. Eso fue lo que le dio valor a esta forma de acceso a la información y eso será lo que la mantenga vigente en los años que sigan.

¿Quieres saber más?

Escribe un Comentario

Tu correo electrónico nunca será compartido. Los campos requeridos están marcados con *

*
*