A 3 grados de ti

Este martes comenzó a distribuirse la versión beta de Tres Grados (3°), un nuevo software de Microsoft que se monta sobre Windows XP y utiliza los servicios de mensajería instantánea de Messenger, para establecer nuevas relaciones de comunicación entre un grupo de amigos conectados a la Internet.

Hay varios datos entretenidos sobre el producto, que es gratis y se distribuye por la red. El primero, es que se trata de un desarrollo basado en los deseos de un grupo de adolescentes norteamericanos, reclutados por Microsoft y liderados por una ejecutiva deseosa de capturar las ideas y necesidades de la “NetGen” (por Net Generation o Generación de la Red).

Otro dato relevante es que requiere Windows XP y una conexión de banda ancha a la Internet, lo cual lo transforma en un software que necesariamente está orientado a un segmento de altos recursos computacionales… y económicos, naturalmente.

¿Qué hace el software? Básicamente es un ambiente de comunicaciones que permite definir un grupo de hasta 10 usuarios para compartir de todo. Por ejemplo, cualquiera de ellos puede poner un CD de música en su computador y permitir que todos los demás conectados simultáneamente a ese grupo, lo escuchen mientras el CD esté en el PC… una vez que es sacado, no hay forma de usarlo, ya que el sistema no graba la música ni la transfiere entre computadores.

Permite, naturalmente, hacer chat y intercambiarse “winks” o “guiños multimediales” que corresponden a una forma desarrollada de los “emoticons” que normalmente se pueden enviar como pequeñas imágenes en el Messenger de Microsoft. Es decir, se puede enviar una imagen de labios que al ser recibida haga el sonido de un beso.

También facilita el envío de fotografías digitales y tiene otras capacidades entretenidas, como cambiar el “skin” (decoración) de la aplicación. La gracia de esto es que cualquier miembro del grupo puede hacerlo y ese cambio afecta la forma en que luce la aplicación de todos los que estén conectados.

Aunque no lo parezca, probablemente esta sea una de las características más interesantes que tiene el software que comentamos… que como recién está en beta, en realidad no hemos podido probar para ver si es estable y realmente hace lo que se publicita.

Pero lo que me gusta y motiva a que le dedique esta columna, es que muchas de sus capacidades tienen que ver con ofrecer un ambiente de trabajo para grupos, en que muchas de las decisiones que se toman a nivel individual, son transferidas a todos los participantes. Es decir, en la medida que se puede ofrecer música; cambiar los “skins” o transferir imágenes (fotos, dibujos) entre los miembros de un grupo, este software se está haciendo cargo y respondiendo a la forma en que las personas están usando la Internet. Esto significa que ya no se trata exclusivamente de un sistema para un “computador personal”, sino que ha evolucionado para transformarse en un ambiente en el que se puede hacer de todo, desde conversar hasta transferir información en formato digital.

Creemos que esto hace una diferencia notable y que debería inspirar a otros fabricantes para hacer que los software apliquen esta habilidad de manera más concreta. Si la Internet es un mecanismo de comunicación en línea, ¿por qué no aprovecharlo más concretamente?

En 3° hay una propuesta interesante de revisar.

¿Quieres saber más?

Escribe un Comentario

Tu correo electrónico nunca será compartido. Los campos requeridos están marcados con *

*
*