Lo que le pasó a The Washington Post, no es nuevo. tuve la oportunidad de vivirlo en La Tercera, cuando comenzaba su sitio web. Se trata de que los lectores de un sitio web, al tener un sitio web, lo llenan de elementos que un medio normalmente no publicaría: malas palabras, descalificaciones gratuitas, demostraciones de poca cultura. Para decirlo de manera formal, ¿no?
En el caso del diario de Estados Unidos, la decisión fue eliminar del weblog la capacidad de incluir comentarios (accede a página en inglés), situación que está dando que hablar.
La pregunta de fondo es: ¿Es opcional la interacción? Yo creo que no… pero lo que sí es opcional es la forma… Le daremos una vuelta, para tratarlo más ampliamente.

Escribe un Comentario

Tu correo electrónico nunca será compartido. Los campos requeridos están marcados con *

*
*