La diagramación de un sitio web no sólo tiene que ver con dónde se ponen los elementos que se desea ofrecer a los visitantes. Principalmente, se trata acerca de comunicar visualmente qué es lo más importante. Hay que darle pistas al usuario acerca de dónde empezar a leer.

¿Qué quiere decir? ¿Cuál es el mensaje que quiere dar? ¿Qué objetivo quiere conseguir?

Esas tres preguntas, que en realidad apuntan a lo mismo, deberían ser lo primero que se debería consultar a alguien que quiere crear un sitio web. Sin embargo, pese a que suenan obvias, no siempre se preguntan, ya que a la hora de construir un espacio digital en Internet, priman otros temas más “vistosos”, como la tecnología a usar, los colores que se pondrán en la primera página o el tamaño y forma de las imágenes.

Cuando se ha avanzado algo por la disciplina de la arquitectura de la información, se entiende la importancia de preguntar primero acerca de los objetivos del sitio web, porque en realidad son el punto de partida que condiciona a todo lo demás. Jesse James Garrett, un entusiasta defensor de esta forma de trabajo nos ha entregado incluso un diagrama que pone en los cimientos de todo proyecto, la definición de dos temas centrales: Objetivos del Sitio y Necesidades del Usuario.

¿Por qué, entonces, se ignora tanto la necesidad de clarificar estos dos puntos tan importantes? A mi juicio, esto ocurre, porque aún no está claro quién es el dueño del proyecto de hacer un sitio web. Si es la gente de informática, lo que se privilegia es la tecnología; si es la de marketing, va a ganar el diseño; si es la de Relaciones Públicas o Comunicaciones, los privilegiados serán los textos. Y así para adelante.

¿Quién debería ganar entre ellos? La respuesta es una sola: aquello que se acerque de la mejor forma a cumplir con los objetivos del sitio. Y, no es sorpresa darse cuenta que habitualmente eso se logra con la combinación de las habilidades de los tres sectores profesionales antes nombrados.

La necesidad de jerarquizar

No obstante lo anterior, sin importar quién está a cargo, las preguntas del inicio de este texto son las que deberían primar porque son las que permiten ordenar el contenido que tendrá el sitio web.

Y el verbo “ordenar” es clave en este asunto, ya que el sitio web siempre tendrá una misión concreta, que será la de conseguir “algo” para la empresa u organización a la que representa. Cuando se pone sobre la mesa todo lo que el sitio va a contener, necesariamente se requerirá que se determine qué va primero y qué va después. Ese sano ejercicio, es el que permite poner todos los elementos al servicio del objetivo del sitio. Gracias a eso, finalmente, el sitio podrá ofrecer respuestas concretas y cumplir lo que se pide de él.

Y a la hora de ordenar los contenidos, aparece otra palabra que es de importancia: jerarquizar. Definida en el diccionario como “organizar jerárquicamente algo” se refiere a que se debe poner lo más importante primero y así ir ofreciendo lo siguiente en orden decreciente de relevancia.

 

Ejemplo de jerarquía en contenidos: un titular fuerte y en color más otros titulares menores. Gracias a eso se dirige la mirada y el clic del usuario.

Ejemplo de jerarquía en contenidos: un titular fuerte y en color más otros titulares menores. Gracias a eso se dirige la mirada y el clic del usuario.

 

La imagen muestra un ejemplo imagen titulada más otros contenidos.La imagen muestra un ejemplo imagen titulada más otros contenidos.

Dos ejemplos de jerarquía en los contenidos: a la izquierda una foto que llama la atención por el tipo de encuadre más su título, acompaña de otros titulares. A la derecha, dos títulos acompañados por imágenes menores, se destacan sobre el listado de títulos de menor importancia.

 

Lecciones del “Eyetrack”

La jerarquía se nota en un sitio web cuando se ingresa a su portada o a cualquier página y el orden visual le da una guía clara al visitante sobre qué es lo más importante, es decir, lo que se debe mirar en primer lugar.

Los trabajos que se han hecho para determinar cómo se mueven los ojos en una pantalla, en especial los del Poynter Institute en Estados Unidos, han permitido determinar que las personas se guían por los textos escritos en letras más grandes (es decir los títulos) y luego hacen lecturas parciales de los párrafos pequeños que los rodean (bajadas o resúmenes).

“Los titulares dominantes a veces atraen el ojo en primer lugar apenas se entra a la página, especialmente cuando ellos están en la esquina superior derecha y con alguna frecuencia (no siempre) en la esquina superior derecha”, indica el estudio.

 

La imagen muestra un ejemplo de “heatmap” para ilustrar las zonas que son más vistas por el usuario

La imagen muestra un ejemplo de “heatmap” para ilustrar las zonas que son más vistas por el usuario: mientras más rojo, más tiempo estuvo la persona mirando esa zona; si es azul, simplemente no se detuvo allí.

 

Adicionalmente se descubrió que hay un orden para mirar el contenido de un sitio web: “Los ojos se fijan más frecuentemente en la esquina superior izquierda de la página; luego permanecen en esa área antes de ir a la izquierda o la derecha. Sólo tras examinar la parte superior de la página por un momento, los ojos exploraron más abajo”.

Y algo muy importante: las fotografías no son un punto de entrada a las páginas ya que los usuarios prefieren los textos.

En resumen, para llamar la atención y dirigir la mirada de quien ingresa a un sitio web, se requiere de jerarquizar –es decir, lo más importante, un poco más grande. Si esto no ocurre, lo más probable es que la persona ni siquiera note que existe la información que se está intentando entregar.

Finalmente, es importante considerar que por el hecho de jerarquizar, el autor del sitio web está poniendo énfasis en aquello que le interesa comunicar, y por lo mismo, está respondiendo de modo práctico las preguntas del principio de este texto (y que son las debe responder todo dueño de un sitio web): ¿Qué quiere decir? ¿Cuál es el mensaje que quiere dar? ¿Qué objetivo quiere conseguir?

Sólo gracias al proceso de ordenar las respuestas –mediante una buena ubicación del contenido- se tendrá la capacidad para que el visitante del sitio web las encuentre y use en el sitio web.

Escribe un Comentario

Tu correo electrónico nunca será compartido. Los campos requeridos están marcados con *

*
*