Luego de 10 años de experiencia con la tecnología web, cualquier cambio en un ambiente y con un público que ya se ha acostumbrado a una experiencia de uso del espacio digital -que se caracteriza por la participación- requiere, necesariamente, de un trabajo más amplio que sólo acomodar textos y gráficos.

¿Por qué no sirve sólo reproducir el papel?

Hay varias razones, pero si queremos elegir las tres principales, podemos indicar las siguientes:

  • El periodismo en Internet tiene su propio código para informar. Los periodistas ya saben que al escribir para radio o para televisión, deben usar códigos especiales para acomodar audio o video, según corresponda: El periodismo digital debe acomodar la interacción.
  • El diario digital sale a competir “con todos” en el espacio digital de la Internet, por lo que debe no sólo enfrentar a los otros sitios web de noticias, sino que a sitios de otro tipo, que además ofrecen noticias. El mejor ejemplo, son los portales, que agregan a la información de actualidad, la posibilidad de tener correo, mensajería instantánea, comercio, postales, etc.
  • El diario digital se dirige al público que no necesariamente lee diarios y que por lo mismo, si bien entiende la lógica de “hojear páginas” de un diario de papel -y de hecho puede hacerlo sin problemas- ya sabe usar y aprovechar la tecnología que caracteriza a este medio: los enlaces, la multimedia y, principalmente, la interacción.

Por todo lo anterior, podemos acordar que actualmente hay varios elementos que deben estar involucrados en la creación del nuevo formato digital, y que se refieren a los siguientes:

El contenido como punto de partida:

Las personas que llegan a un diario digital en 2006 son personas que tienen claro que no sólo vienen a informarse, sino que llegan a participar. Por lo tanto, no sólo quieren estar al día de lo que está ocurriendo, sino que además, quieren tener actualizaciones permanentes y, además de eso, desean tomar parte en lo que está pasando. De allí que un requerimiento necesario y hasta obligatorio, es que el contenido sea visto como el “punto de partida” que tiene un lector y no sólo la zona de llegada.

La pregunta es ¿hacia dónde se parte? O, mejor dicho, ¿en qué y cómo puedo participar?

Eso estará naturalmente definido por dos ámbitos:

-La decisión editorial de impulsar o frenar las iniciativas que lleven a la participación de las personas que accedan al espacio digital.

-Las características del contenido que se esté revisando, aunque lo importante será que el profesional que esté trabajando dicho contenido pueda disponer de herramientas que pueda utilizar para complementar la información que está ofreciendo.

Entre dichas herramientas, se deberían contar las siguientes:

  • Encuestas: que permitan medir la opinión pública en torno a temas determinados.
  • Foros: para recoger la opinión de las personas que visitan el sitio.
  • Contenidos relacionados propios: otros artículos del mismo tema, que estén ligados a lo que se escribe, a través de sistemas que permitan definir la pertenencia de cada contenido a una taxonomía predefinida.
  •  

    En este caso el sitio simplemente desaparece y no hay nada más que hacer

    El diario Washington Post de Estados Unidos usa tecnología de Technorati y Delicious para mostrar lo que sus lectores comentan acerca de las noticias que publica.

     

  • Contenidos relacionados externos: otros artículos del mismo tema pero escritos por otras fuentes ajenas al diario (weblogs), que estén enlazados con lo que se escribe, utilizando tecnologías como la ofrecida por Technorati y Delicious y utilizada actualmente en “Washington Post”.
  • Herramientas personales de gestión de lectura: ofrecer impresión amistosa; sistema para enviar el contenido que se lee a un amigo; sistema para guardar el contenido como bookmark o al computador; sistema para agrandar o achicar la letra; sistema para poner nota a la noticia o contenido que se lee, entre otros.
  • Herramientas generales de gestión de lectura: sistema para ver lo más leído en el diario; sistema para ver lo más enviado por mail a los amigos; sistema para ver lo más impreso; sistema para ver las noticias con mejor votación, entre otros.
  • Herramientas generales de distribución de contenidos: sistema para envíos de correos electrónicos con información diaria y/o urgente; sistema RSS para distribución de titulares; sistemas de alertas de contenidos especiales, entre otros.

Diseño de la Experiencia:

En forma paralela a lo anterior, el trabajo que se debe realizar al diseñar o rediseñar un espacio de información tan importante como un diario digital, consiste en tener muy en cuenta las características que tiene el medio original de papel en su comunidad, lo cual obliga a que se ofrezca más que información. Se requiere de ofrecer una experiencia diferente y especial.

Por lo mismo, en el momento de hacer el trabajo de rediseño, se deben utilizar metodologías que tengan énfasis en la generación de experiencias de usuario, ya que será la única forma de asegurar que lo que se ofrezca, realmente será utilizado por los usuarios del sitio web.

 

En este caso el sitio simplemente desaparece y no hay nada más que hacer.

El diario El Nuevo Día de Puerto Rico apoya la capacidad de opinar de sus lectores, entregando herramientas simples para enviar las opiniones y situando esta caja que muestra las noticias con mayor feedback, haciendo de esto otra razón para leerlas.

 

Dentro de las metodologías para determinar cómo va a ser la experiencia que tenga el usuario en un sitio web, se encuentra la de las “Personas” de Alan Cooper. Esta aparece como la más adecuada ya que asegura que lo que se ofrece en un sitio web, efectivamente cumple con las expectativas que tienen las “personas reales” que acceden al espacio digital.

Otra metodología interesante es la del “Test de usuario”, que al ser empleada permanentemente durante el proceso de desarrollo del sitio web, permite ir asegurando que los elementos que se van integrando, son los más adecuados para su uso por parte de las personas que acceden al sitio que las ofrece.

Contenidos exclusivos de Internet:

Dado que el diario como espacio digital puede tener contenidos que van más allá de la oferta que se puede hacer a través del impreso, queda claro que el diario en este formato debe ofrecer elementos que lo hagan distinto y distintivo.

Distinto, porque tendrá elementos que no tienen sentido en el papel y sí en el espacio mediado por el computador; vale decir, son contenidos que le sacan partido al hecho de que la persona que lo accede puede utilizar un teclado, un Mouse, parlantes, es decir, el PC a través del cual accede.

Distintivo, porque se debe ofrecer experiencias que hagan a las personas mencionar el diario en Internet e ir avanzando de simples lectores a promotores del mismo, a través del marketing “boca a boca” o marketing viral.

Debido a los diversos contenidos que impulsa un diario, es interesante imaginar escenarios en que se pudieran desarrollar aplicaciones interactivas que sean, a la vez, informativas y entretenidas.

¿Ejemplos a tener en cuenta?

Para lo anterior, siempre será interesante que parte del proceso a desarrollar incluya un benchmark adecuado, que permita atender estas necesidades y expresarlas de manera adecuada al mercado local. Y aquí no se trata de copiar, sino de hacerse cargo de que el medio en Internet sale a competir “con todos” y no sólo con los otros diarios con los que debe compartir y competir por espacio en el quiosco cada día que sale a la calle.

Escribe un Comentario

Tu correo electrónico nunca será compartido. Los campos requeridos están marcados con *

*
*