Revisando información para mi post de ayer, descubrí que ya se han emitido los dos reglamentos que faltaban para dar cabal aplicación al Decreto 100, que regula la accesibilidad y el cumplimiento de estándares de los sitios web de Gobierno.
Lo interesante es que una revisión detallada de la “Guía de Accesibilidad para Discapacitados en Sitios Web” permite ver que el Gobierno ha decidido hacer suya la Iniciativa de Accesibilidad (WAI) del W3C, el World Wide Web Consortium.
Esto significa algo trascendental para quienes hemos apoyado esta iniciativa desde hace años, porque implica un espaldarazo para una forma de trabajo que no sólo permite tener mejores sitios, sino que junto con ello se obtienen avances de gran trascendencia hacia los usuarios. También será importante para las empresas que puedan ayudar a cumplir el DS 100, ya que tendrán trabajo asegurado por mucho tiempo.
De más está decir, que la adopción de estas medidas constituyen un modelo a seguir para el sector privado nacional.

Escribe un Comentario

Tu correo electrónico nunca será compartido. Los campos requeridos están marcados con *

*
*