Guillermo Franco, un inquieto editor en El Tiempo de Colombia se dio el tiempo para pensar en el desafío que significa formar periodistas en estos días, cuando la Internet está haciendo tantos cambios a dicha profesión.
En un ensayo explica que los medios cada vez pertenecen menos a un género (radio, TV o prensa escrita) sino que avanzan a transformarse en generadores de contenido que expresan sus noticias por diferentes medios.
No obstante, Franco señala que pocas escuelas de periodismo están por el cambio en lo que enseñan. Aunque acepta que “el núcleo de los programas debe seguir siendo el conjunto de habilidades periodísticas tradicionales: atención al detalle, juicio noticioso, gramática y estilo, habilidades multitarea, habilidades de comunicación y para trabajar bajo la presión del tiempo…”, también plantea que los nuevos periodistas deben ser más versados en el uso de las tecnologías y que deben considerar que su campo laboral ya no sólo son los medios:

Otra consecuencia de entender el nuevo contexto del periodismo es que se redefiniría, y ampliaría, el campo laboral de los egresados. Los medios tradicionales ya no son el único. De hecho, tampoco se restringiría a aquel que crean quienes buscan competir con los medios tradicionales en Internet por los mismos segmentos de audiencia, sino otros que simplemente buscan servir a comunidades o grupos sociales específicos.

Probablemente, y esta es mi reflexión, pocas profesiones están enfrentando un cambio tan fuerte como el periodismo -alta competencia, bajos sueldos, fuerte especialización y globalización acelerada-, pero también en muy pocas se da la situación de tener la oportunidad de ver que el ámbito de acción se expande debido a esas mismas amenazas.

Escribe un Comentario

Tu correo electrónico nunca será compartido. Los campos requeridos están marcados con *

*
*