La frase me trae dos recuerdos. Uno mítico, de cuando el “Puma” Rodríguez pide en el escenario de Viña que se escuche a la gente que pide para él un premio y la alcaldesa no lo escucha… hasta que no le queda otra opción. El otro, más cercano, es de Jorge Barahona en el reciente seminario “En busca del cliente perdido” abogando por la apertura de más blogs corporativos.
Los recuerdos vienen a propósito de que Dell abrió el viernes pasado el sitio Idea Storm para recoger ideas de sus clientes acerca de cómo mejorar y modificar sus productos.
Imagen que muestra el momento de votar en el sitio y en que ese voto es sumado a los existentesLa forma de operar es simple: tras inscribirse los usuarios pueden postear ideas y explicarlas; los demás visitantes votan por ellas. Las más votadas se destacan y pueden seguir recibiendo votos haciendo click en un icono al lado de su nombre (ver imagen).
Los resultados, como se podría esperar, son muy interesantes ya que le piden a la empresa ofrecer productos que hasta ahora no existen, como computadores con distribuciones de Linux, OpenOffice pre-instalado y otros similares. Pero también le solicitan mejorar su soporte a clientes, dejar de entregar software pre-instalado que sólo representa ventajas para Dell y ofrecer computadores con más memoria RAM, aunque eso signifique que sus PCs aparecen más caros en la publicidad comparativa.
Es claro que escuchar a la gente, a los clientes, a los interesados en nuestros productos, tiene esos riesgos pero claramente las ventajas son más grandes. Sólo hay que armarse de valentía y salir a la calle (al web en este caso) a preguntar. Y, claramente, tener una estrategia adecuada para atender a las respuestas que se obtengan.

Escribe un Comentario

Tu correo electrónico nunca será compartido. Los campos requeridos están marcados con *

*
*