Aunque a los periodistas nos cuesta admitirlo, los medios se equivocan. Y no con poca frecuencia. Ya sea por desconocimiento, falta de datos o muchos otros y variados motivos, la información que se publica no siempre ilustra adecuadamente la realidad a la que se refieren sus contenidos.
La imagen muestra el icono de rectificar y la parte del formulario donde se ofrecen las razones para hacer la rectificaciónPor eso me parece un paso adelante lo que hace “El Mundo” en España al ofrecer como parte de las acciones que ofrece al usuario en cada noticia, un icono especial para rectificar la noticia que está leyendo. Al hacer click se accede a un formulario en el que se ofrecen varias razones para la rectificación: error ortográfico, rectificar o completar el contenido del artículo o incluso, opinar del mismo.
Lo que nos muestra este ejemplo es que el dueño de un sitio web siempre debe tener en cuenta no sólo sus objetivos (en el caso de un diario, informar; crear audiencia; ofrecer publicidad), sino también las necesidades del usuario. Frecuentemente, objetivos y necesidades no se parecen.
Al cumplir con esta tarea, el sitio web se irá haciendo cada vez más útil para sus visitantes y será elegido entre sus competidores cuando los usuarios requieran de la información o el servicio que ofrecen. ¿La razón? Ese sitio toma en cuenta a sus usuarios.

Escribe un Comentario

Tu correo electrónico nunca será compartido. Los campos requeridos están marcados con *

*
*