Javier Velasco participó en el Magister en Documentación Digital de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona (Enero 2007), escribiendo un artículo, en el que explicó con detalle y mucho ejemplo, qué es la Web 2.0.
Como parte de su definición hay un párrafo que me parece que es clave y que explica por qué esta es una versión diferente del Web anterior, aunque como él dice, la tecnología que lleva por abajo es la misma:

La participación es un elemento central en la mayoría de los proyectos Web2.0. Los modelos de negocio de estos sitios están centrados en los usuarios. Muchos de estos sitios forman espacios de participación entre personas, dan la estructura para la creación de comunidades electrónicas y esperan a que los usuarios finales sean quienes dan vida al sistema.

Así que les dejó el enlace al texto de: Web 2.0: Hija de la Usabilidad (PDF). Y la tarea para la casa es leerlo. Vale la pena.

2 Comentarios

  1. Anonymous
    Escrito 9 febrero 2007 a las 20:02 | Enlace permanente

    Me parece que el paper está poco acabado: en el punto 2.1.1 afirma que el desarrollo de la tecnología casi no ha cambiado; sin embargo después hace mención a la importancia de los nuevos y mejores estándares (olvidando que los browsers han evolucionados para respetarlos) y también olvida completamente el desarrollo de nuevo software (la mayoría open source) ha permitido la expansión de la Web2.0.

  2. Escrito 12 febrero 2007 a las 19:06 | Enlace permanente

    Gracias por tu opinión “anonymous”, concuerdo en que el documento no está bien acabado, tiene mucho por corregirse, y hubiera preferido hacerlo con más calma.

    En cuanto al punto sobre la evolución de la tecnología, lo que quiero decir es que la tecnología de base que sustenta la Web es la misma que desde sus origenes, lo digo en los términos que plantea Berners-Lee en el artículo citado.

    Claramente la tecnología ha tenido una importante evolución en la Web, pero esta evolución ha sido más bien en las capas superficiales de los sistemas, el enfoque que defiendo en el artículo es que las bases fundamentales son lo que permanece. Entonces el argumento es que han si bien han cambiado las aplicaciones que se montan sobre la web, es la web en sí misma la que permanece… no tenemos una nueva web, lo que tenemos es una nueva forma de aprovecharla.

    Gracias JC por la difusión 😉

Escribe un Comentario

Tu correo electrónico nunca será compartido. Los campos requeridos están marcados con *

*
*