Sigo pegado con mi post de ayer acerca de cómo los blogs que cubren noticias, atienden los errores que cometen en su trabajo. No soy el único, ya que Michael Arrington de TechCrunch y Ryan Block de Engadget publicaron sendos posts hoy en los que analizan lo que pasó y qué viene a futuro.
Interesante es ver cómo Block asume la responsabilidad por haber publicado y narra las razones que tuvo para hacerlo; también cuenta los hechos lo llevaron a creer que tenía una noticia en las manos, cuando con las horas se demostró que todo era falso. Por su parte, Arrington plantea que él habría hecho lo mismo, es decir, basado en las mismas informaciones que tuvo su competidor, también habría publicado.
Las consecuencias son claras. Block dice: “La credibilidad y la confianza es la moneda de nuestro ambiente, y queda claro que perdimos algo de eso”. Agrega: “Trabajaremos duro para recuperar la confianza que hemos perdido y haremos lo mejor para ser lo que siempre nos hemos esforzado: una fuente confiable sobre lo último en gadgets, aparatos electrónicos y tecnología personal”.
Por su parte, Arrington va más allá y comenta:

“Pero el hecho es que los blogs grandes tenemos ahora una cantidad increìble de poder para mover información rápidamente e influir más ampliamente que nunca antes. No estoy seguro si nosotros (los bloggers) comprendíamos cuánta influencia teníamos hasta ayer. “AppleGate” llegará a ser una nota histórica para el desarrollo de los blogs y la evolución de las noticias y el negocio editorial en términos generales. Con el poder viene la responsabilidad. Y pienso que Engadget manejó la situación con un grado apropiado de profesionalismo”.

Sin lugar a dudas, para periodistas, blogueros y estudiantes de las carreras relacionadas con la comunicación, este es un caso de estudio.

Escribe un Comentario

Tu correo electrónico nunca será compartido. Los campos requeridos están marcados con *

*
*