Algo interesante está comenzando a ocurrir en los sitios web y tiene relación con la capacidad que otorga la Web 2.0 de ofrecer interacción rica (en el sentido de compleja) y rápida al usuario. Se trata de que las páginas ya no se quedan sólo en hacer la oferta de lo que es su mercado natural (un diario, ofrecer noticias), sino que van más allá.
Siento que comienza a instaurarse un concepto que me encanta repetir y que es que las páginas de los sitios web deben cumplir con dos características:

  • Ser punto de partida de la navegación, ya que a través de buscadores como Google es muy fácil que cualquier páginma sea la portada o punto de acceso de un usuario a mi sitio web y por lo tanto a quien llegue le debo hacer una oferta completa de actividades dentro de mi sitio; y
  • Ser motivadoras de la acción, puesto que el usuario que llegue a ellas no se contentará con recibir la información que ofrecen, sino que querrá hacer algo a partir de allí. Por lo mismo existen muchos verbos esperando a ser conjugados a partir de dicha capacidad y gracias al hecho de que quien visita tiene un computador al frente, presto a ser utilizado.

Dicho lo anterior, es interesante dar una vuelta para ver la oferta que está haciéndose desde páginas internacionales, principalmente, diarios. Más adelante, intentaré hacer el mismo trabajo con sitios comerciales.
En el siguiente ejemplo, tomado de tres diarios importantes de habla inglesa, se puede ver que al lado de las noticias, hay una oferta concreta de interacción que busca que sea el propio lector-usuario el que extienda y apoye la difusión de las noticias:
La imagen muestra sitios de tres diarios de habla inglesa que ofrecen elementos de interacción como enviar a un amigo, comentar y otros
Como se puede apreciar, los tres sitios que se muestran hacen una apuesta: sus lectores les ayudarán a difundir sus contenidos a través de diferentes medios: mail, impresión, reimpresiones e incluso audio. Además, uno de ellos apuesta por las redes sociales.
Sin embargo, esta oferta no se queda en los diarios del lado inglés, sino también es hasta más intenso en los de habla hispana, como se ve en estos ejemplos de la península ibérica:
La imagen muestra sitios de dos diarios de habla hispana que también destacan por ofrecen elementos de interacción
La característica principal de lo que vemos en estos ejemplos es que cada página debe generar interacción y para ello, se ofrece de todo al usuario… cumpliendo con el objetivo de que no deje el sitio, sino que siempre tenga algo más para hacer.

Un Comentario

  1. Escrito 19 julio 2007 a las 0:59 | Enlace permanente

    Buen post, es parte de lo que iba a mostrar en el diplomado en particular cuando llegue a los diarios y sus herramientas.
    Sin embargo, la pregunta es si estas herramientas son una concesión a la elite geek o son realmente usadas por los lectores de diarios online.
    Esto porque un artículo de noticias corre el riesgo de quedar casi como una interfaz de software llena de iconos por usar. Recuerdo haber leido el poco uso que los usuarios de Word hacen de los iconos de la interfaz, inclinándose por los menús desplegables. Peor aún estas herramientas no son estandarizadas en los diarios, los iconos tampoco, así como su ubicación horizontal, vertical, o derecha o izquierda.
    Sería muy bonito conocer tests de usuarios sobre estas lindas herramientas que suponemos que son “interactivas”.

Escribe un Comentario

Tu correo electrónico nunca será compartido. Los campos requeridos están marcados con *

*
*