Es tan raro visto con ojos chilenos, que da para un post. En España hay un papá y un hijo blogueros, asunto no tan extraño. Ambos comparten profesión: son periodistas; tampoco lo es; de hecho mi hija estudia mi profesión y tiene blog.
Lo que resulta llamativo es que a partir de este miércoles ambos compartirán el hecho de ser directores de diarios nacionales y competidores entre sí.
Arsenio, el padre, dirige 20 minutos, un periódico gratuito del que ya he hablado. E Ignacio, comenzará con Público, un periódico nuevo y grande, con 140 periodistas en la plantilla: toda una gesta, si lo miramos con ojos locales.
Y, si queremos aumentar la rareza, ambos han usado sus blogs para hablar de sus medios y de su trabajo habitual, llegando incluso a pedir consejo de sus lectores para temas de sus diarios. Por ejemplo, Arsenio ha preguntado por temas de diagramación e Ignacio, usó el blog para pedirles a sus lectores que le preguntaran todo lo que quisieran y luego, a través de sus páginas respondió todas las preguntas que le llegaron sobre el nuevo diario. Incluso contó que no se había peleado con su padre, como se había afirmado, por levantarle a algunos de sus profesionales.
Claramente, no me imagino a Bofill o Zegers haciendo eso, aunque ambos tienen edades equivalentes a los colegas españoles de los cuales trata este post. Ahí sí se nota que estamos lejos.

Escribe un Comentario

Tu correo electrónico nunca será compartido. Los campos requeridos están marcados con *

*
*