Una de las conversaciones más frecuentes que tenemos los integrantes de AIChile, tiene que ver con la manera de hacer que los temas que nos interesan -léase, Arquitectura de Información, Usabilidad, Experiencia de Usuario y estándares Web- lleguen a quienes toman las decisiones acerca de qué debe tener el nuevo sitio web que desarrolla una empresa.
La forma habitual del proceso de creación del web que vemos en el mercado, pasa por “pedir un monito” para ver cómo lucirá el futuro sitio, y en el camino se va viendo qué más se le pone. Eso hace que los sitios muchas veces luzcan, ya que los diseñadores siempre harán su trabajo de la mejor manera posible, y tendrán muchos buenos efectos, ya que los “flasheros” aportarán lo suyo. Pero, créanme, el sitio no hará lo que se espera de él: generar valor para el cliente que lo encargó.
Porque por bonito que se vea, el sitio desarrollado de esa manera no aportará lo que los clientes de esa empresa llegaron a buscar, ni sus contenidos llegarán a los buscadores para que nuevos clientes conozcan la oferta que hace y lo visiten, repitiendo el círculo virtuoso.
En cambio, lo que ofrecemos los AIs comienza por definir una estrategia para el sitio web; luego, entender a qué audiencia se dirige y cuál será la oferta que se le hará. Es natural que el sitio que emerja de esos cimientos, tendrá resultados. Sus dueños harán negocios y el sitio multiplicará el valor de la inversión que se hizo al desarrollarlo.
Dicho lo anterior, creo adecuado contar de dónde nacen estas reflexiones. Fueron motivadas por un post que leí en “El respetable“, blog de J. Muga (quien está a cargo de BCN Innova) y que más tarde fue recogido por “Chile País de Diseño“.
Lo interesante de ese artículo es que habla de la creación de valor desde la perspectiva del cliente que compra el trabajo de un diseñador, ofreciendo diez elementos claves para entender la mente del cliente. Y en esa mente, no nos demoremos en decirlo, lo que hay son dos palabras: crear valor. O, como repite Muga tan fieramente, “valor por valor“.
Usando esa perspectiva, podemos trasladar lo mismo hacia nuestra disciplina: el cliente que encarga un sitio web quiere valor. Si el sitio resultante usa estándares y cumple con los últimos dictados de la experiencia del usuario, mejor. Pero no es lo relevante. Primero, que pague la inversión que se ha hecho en él.
Por lo tanto, a la hora de vender lo nuestro, eso no será lo relevante ya que para el cliente eso forma parte de la mecánica del auto y lo que a él le interesa -para seguir la analogía- es a dónde lo lleva el vehículo, más que entender cómo está construido o los detalles técnicos de su funcionamiento.
Creo que es hora de alinearnos con esta visión de mirar el valor, si queremos que nuestros temas lleguen a donde nos interesa. De lo contrario no pasaremos de ser techies interesantes, pero techies al fin y al cabo.

3 Comentarios

  1. Escrito 26 septiembre 2007 a las 1:32 | Enlace permanente

    Desarrollo sitios web, pero estudié Ingeniería Civil Industrial.
    Mi formación profesional me obliga casi inconcientemente a hacer diseños y sitios que entregen rentabilidad sobre la inversión.

    No sirve mucho saber crear sitios con XHTML válido, tableless, con RSS o que pasen bien un validador de accesibilidad, si no sabes como comunicar las ventajas que esas características darán a un sitio sobre su competencia.

    Al hablar con gerentes o dueños de pequeñas empresas, te das cuenta que lo que quieren es ganar plata con el sitio e invertir la menor cantidad de dinero y tiempo posible en el desarrollo.

  2. Escrito 26 septiembre 2007 a las 22:16 | Enlace permanente

    Hola Ricardo,
    la solución del problema que planteas “…si no sabes como comunicar las ventajas que esas características darán a un sitio sobre su competencia.” según mi punto de vista, está por el lado de la educación. Y somos precisamente los que estamos desarrollando los primeros responsables y beneficiados.
    Me refiero a educación digital a los usuarios finales pero principalmente a nuestros clientes, hay que educarlos en cómo funciona internet, en palabras fáciles, sin tecnicismos, migrarlos a lo digital, acompañarlos y siempre tomarlo como una inversión.
    Así lo único que sirve para avalar y cumplir las promesas comprometidas con el cliente, resumidas en mayor tráfico para una mejor conversión, son las características que mencionas, “Cumplimiento de estándares” y lo tienes claro, lo demuestra el código de tu sitio :)
    Saludos

  3. Escrito 26 septiembre 2007 a las 23:05 | Enlace permanente

    Tras leerlos (muchas gracias por comentar mi post) tengo la sensación de que como desarrolladores web tenemos dos responsabilidades, a grandes rasgos, claro.
    La primera es con nuestro oficio: tenemos que trabajar con estándares porque conocemos las ventajas de hacerlo y el impacto que tendrá sobre el producto final. Aunque salga más caro, más difícil, más largo, más latero o más lo que sea… Simplemente tenemos que hacerlo.
    La segunda, es con nuestro cliente: tenemos que entregarle un producto que le dé valor a su negocio general y agregue lo necesario para que el web sea una buena inversión que lo lleve a creer e incorporarse a lo digital.
    Les parece?

    Saludos
    jcc

Escribe un Comentario

Tu correo electrónico nunca será compartido. Los campos requeridos están marcados con *

*
*