Hace 30 años y gracias a la influencia de un hombre que va camino para Santo, ya que es mártir de la Iglesia Católica, decidí ser periodista. Hoy no le cuento a mucha gente que lo soy, ya que cuando lo hago, de verdad arriscan la nariz y dejan de creer en lo que digo, aconsejo o analizo. Prefiero que me crean propietario de otro título. De nada valen todos mis años de experiencia (que a esta altura no son pocos) en medios digitales, en contenidos, en web, en interacción y todas las demás cosas que sé que sé.
Sin embargo, si tuviera que elegir y pese a ciertas prevenciones hoy creo que volvería a seguir esta profesión en la que, como comentaba Manuel, “si finalmente tienes la oportunidad de hacer lo que tenías pensando, esta pega (chamba o laburo) es una de las más lindas del planeta”.
Creo que en la vida propia no rige el mercado, que es posible ir contra él ya que si uno está convencido, no importa lo que te digan, porque igual te saldrás con la tuya. No será fácil, simple ni corto, pero sé que pueden más las ganas. Además, como apunta Darcy, hay que buscarle la salida a la carrera… no todo es un diario, un canal o una radio: somos especialistas en comunicarnos y nadie me puede negar, que ese es el problema más grande de estos días.

3 Comentarios

  1. claudio quiroz
    Escrito 20 diciembre 2007 a las 9:33 | Enlace permanente

    Hola Gurú:
    A propósito de las precauciones al decidir estudiar periodismo, me imagino que usted habrá prevenido a su hija cuando tomó la decisión de estudiar la profesión de su padre. La verdad que ese estudio del Colegio de Periodistas me dejó intranquilo. Que lata que tus pares te adviertan: “NO SEAS UN PERIODISTA FRUSTRADO”.
    Saludos maestro y gracias por la nota.

  2. Escrito 20 diciembre 2007 a las 9:59 | Enlace permanente

    Hola Claudio
    Sí, a mi hija tuve que decirle lo mismo que dijo el Colegio, pero sus respuestas me convencieron así que le di el “pase” correspondiente. Tiene claro que deberá buscarse un futuro en forma más difícil respecto de lo que le costaría en otras profesiones, pero es la carrera que la motiva y a través de la cual desea salir adelante. Así que ánimo para ella y sus compañeros.
    saludos
    jcc

  3. Escrito 20 diciembre 2007 a las 10:57 | Enlace permanente

    Hola Juan Carlos,
    qué gran nota. me identifica 100% y me hizo sonreir, porque la misma idea me da vueltas siempre al ver la cara de la gente cuando digo que soy periodista.
    De todas maneras creo que es algo que debiera cambiar más o menos pronto. No porque de golpe la gente admire a los periodistas. Sino porque la proporción de periodistas haciendo lo que se supone debe hacer un periodista clásico en un medio clásico va a llegar a niveles mínimos. Al menos en comparación con los que hacen cosas muy diferentes e insospechadas. O eso espero.
    En todo caso, creo que el nombre “periodista” es, al menos, equívoco. Quizás va a haber que cambiarlo.
    saludos,
    Luis A.

Escribe un Comentario

Tu correo electrónico nunca será compartido. Los campos requeridos están marcados con *

*
*