Desde que en septiembre escuché a Rodrigo Guaiquil hablar de los teléfonos móviles y cómo el contenido se debe adaptar no sólo a ellos, sino que a sus usuarios, me quedé pegado en el tema.
A eso debo sumar que en los últimos dos meses he navegado bastante en mi celular, gracias a un plan con tarifa especial que me lo permite (aún es caro hacerlo), lo que me ha dado mayor perspectiva respecto de algunas características que deben tener los contenidos para esta plataforma.
Así que a riesgo de que no sean completas, aquí van algunas conclusiones:

  • Al menos en Chile, la tarifa del celular es por kb transmitido. Por lo tanto, por lo pronto hay que asumir un “estilo Nielsen” y dejar de lado cualquier imagen que no aporte información sino que sólo sea decoración. Menos es más.
  • La redacción debe ser sintética. No telegráfica, sino exacta.
  • Algunos elementos que sirven en la prensa escrita, acá están de más. Si hablamos de noticias, por ejemplo, hay que olvidar las bajadas (resumen de la noticia que va bajo el título) y en lugar de “lead” (párrafo inicial con lo más relevante que se comunica), preferir un listado de datos o hechos que ilustren adecuadamente lo que se quiere contar. Con cuatro o cinco de ellos, el lector se hará la idea de la noticia y se habrán ahorrado varios kb de datos transmitidos.
  • Se debe dejar de lado, por ahora, cualquier elemento multimedial ya que no tenemos claridad desde dónde nos ven. Un celular estándar definitivamente no podrá reproducir un audio o video de 1 Mb. Y su dueño nos eliminará de sus favoritos por “secarle” su pozo de minutos.
  • La URL del sitio web debe ser simple, con la menor cantidad de letras posibles, para que sea visitada por quienes la quieran teclear cuando la conozcan; esperamos que les guste lo que vean y luego la incluyan en sus favoritos. La mejor estrategia es la letra “m” seguida por la dirección habitual, en reemplazo de las tres w tradicionales.

Como se puede ver, todo lo anterior obliga a que un sitio web preparado para celular sea diferente al que se ve vía computador. Barbara Ballard, una autora que Rodrigo me recomendó leer, habla del principio de transportabilidad y de la diferencia entre movilizar y miniaturizar.
¿Qué significan ambas cosas? Pues, que el sitio web para celulares se lee en un ambiente en el que todo compite por la atención del usuario (especialmente si éste va caminando mientras lee), ya que el dispositivo que usa se mueve con él. Además, que los contenidos deben apelar al golpe de vista y no a la concentración ya que ésta habitualmente no será prolongada.
Claramente es un área que hay que seguir estudiando, ya que como convinimos con Rodrigo, los celulares 2007-2008 están situados en un ambiente similar a como estaban los sitios web en los años 1994-1995: todo está por descubrirse y hacerse.

Escribe un Comentario

Tu correo electrónico nunca será compartido. Los campos requeridos están marcados con *

*
*