Me llegan dos nuevos ejemplos que le dan la razón a la necesidad de involucrar al usuario (o lector, como se diría en un medio impreso) en la tarea de generar información.
Uno viene del “cuestionado” NYT y es un concurso nacional de ensayos para estudiantes universitarios sobre el amor, que cerró su recepción de obras el pasado 31 de marzo. Su premio: mil dólares y una publicación en el diario y el web.
Imagen del NYT para su sección de ensayos sobre Amor Moderno
Otro llega desde España, donde 20minutos.es, donde se arman secciones buscando que el usuario participe, enviando elementos propios: fotos, textos, comentarios. De hecho, casi todo gira en torno a su participación.
Ambas, simples, rápidas y efectivas formas de estar en contacto con quienes le dan vida al medio.

Un Comentario

  1. Escrito 10 abril 2008 a las 12:45 | Enlace permanente

    Basta hacerle una pregunta al lector, y este responde de manera ávida. Es impresionante.
    Me paso el otro día en Huasonic. Una inocente pregunta sobre el estudio y el trabajo, hizo que todos corrieran a contestarla.
    Por eso es que las redes sociales les va tan bien. A todos les gusta decir algo, lo que sea. Es cosa de crearles el espacio.

Escribe un Comentario

Tu correo electrónico nunca será compartido. Los campos requeridos están marcados con *

*
*