Junto con dar mis disculpas a mis parroquianos por ausentarme por un mes de mis obligaciones habituales con este blog, aprovecho este post para atender un tema que me interesa: la eficacia de los buscadores.
Como ya salió “WolframAlpha” que se presentó como el primer buscador semántico, aproveché de utilizarlo en el fin de semana para atender la consulta de mi hijo: ¿Cuál era la estatura de Napoleón?
Para no darle ventajas a nadie, hice la consulta en inglés. Sinceramente creía que el recién llegado iba a ganar, fácil y rápido. Pero la imagen siguiente puede mostrar, que a WA aún le falta:

La búsqueda en WolframAlpha.com termina con el buscador sin entender lo que se le consulta

La búsqueda en WolframAlpha.com termina con el buscador sin entender lo que se le consulta.

Mi siguiente paso, fue hacer la misma consulta en otro buscador semántico, con menos prensa pero con más tiempo funcionando a nivel de beta. Se llama Hakia.com y entregó una respuesta más precisa en el segundo resultado que ya muestra el número que se busca:

La búsqueda en Hakia.com termina con resultados concretos en la primera página, aunque no en el primer lugar, como se podría esperar.

La búsqueda en Hakia.com termina con resultados concretos en la primera página, aunque no en el primer lugar, como se podría esperar. Sin embargo, como se aprecia en la imagen, aparece destacada la respuesta a la pregunta realizada, lo que ya es interesante.

Finalmente llegué al viejo y querido Google. A la pregunta respondió como siempre: 128 mil resultados. La respuesta aparece en los tres primeros resultados (en pulgadas y más abajo en centímetros):

La búsqueda en Google.com termina con 128 mil resultados y la información se muestra en la primera página.

La búsqueda en Google.com termina con 128 mil resultados y la información se muestra en la primera página.

Como conclusión, los buscadores semánticos llegaron, aunque les falta un tiempo. Su diferencia central es que entienden lo que se les pregunta y de allí que lleguen mejor a la respuesta. Probablemente falta un tiempo para que funcionen adecuadamente, pero es un hecho que su forma de trabajo deberá influir lo que hagamos como contenidos digitales en los próximos años.
Ah, Napoléon medía 5 pies y 6 pulgadas, lo que se traduce en 167,6 cms.

6 Comentarios

  1. Escrito 25 mayo 2009 a las 21:49 | Enlace permanente

    Hay que considerar que Wolfram Alpha no es un buscador.
    Es un “calculador”, porque lo que trata de hacer es resolver consultas sobre “conocimiento computable”.
    El engine detrás de Wolfram Alpha es Mathematica, por lo que va a limitar sus resultados a problemas computables.

  2. Escrito 25 mayo 2009 a las 21:50 | Enlace permanente

    Muy buena precisión. Cambia completamente la óptica de lo que se puede esperar de sus resultados. Gracias por el aporte.

  3. Escrito 26 mayo 2009 a las 11:03 | Enlace permanente

    priemro que todo QUE CHICO ERA NAPOLEON. jajaja, y bueno lo que nos convoca, sin duda nos dará grandes utilidades en lo futuro un buscador semantico, por mi parte estaré en constante uso y busqueda, pero solamente por investigación.

  4. Escrito 26 mayo 2009 a las 15:56 | Enlace permanente

    Juan Carlos,
    Sabes si se ha liberado un buscador semantico en espanol, o que este en BETA

  5. Escrito 2 junio 2009 a las 16:55 | Enlace permanente

    Faltó comparar con Bing de Microsoft

  6. Escrito 3 junio 2009 a las 9:16 | Enlace permanente

    Sí, el post fue hecho antes de Bing, así que ahora estoy en eso.

    saludos
    jcc

Escribe un Comentario

Tu correo electrónico nunca será compartido. Los campos requeridos están marcados con *

*
*