Aparte de ser un espectáculo de básquetbol, Jackson, Kobe y Cía. me permitieron tener una experiencia muy interesante en el último mes, mientras se jugaban los play-offs de la NBA de Estados Unidos.
La experiencia comenzó cuando mi hijo me persuadió de comprar el League Pass Broadband, que permite ver a través de conexión de Internet de banda ancha, la transmisión de televisión de todos los partidos de esa etapa del torneo, que está disponible para audiencias de 100 países. Lo hice con la intención de ver a un nativo digital adentrándose en un mundo que muchas veces he investigado, pero no de esta manera.

La emisión del partido de la final vía PC.

En la imagen se ve cómo aparecía la imagen del partido, transmitida en tiempo real vía Internet.

Lo primero que ocurrió es que al usar un notebook para ver los partidos, comenzó a ver televisión de manera móvil; un rato era en el dormitorio, otro en el living; vale decir, el partido ocurría donde la señal del wi-fi estuviera disponible. Junto con ello, como el pase permitía ver “todos” los partidos, comenzó a elegir qué ver y cuándo hacerlo… ya no era qué mostraba el canal deportivo, sino la motivación la daba la calidad de lo que iba a mirar.
Lo segundo fue que el “consumo” de televisión por esta vía ocupó todo su tiempo libre, lo que prácticamente le dejó sin tiempo para ver otras cosas alternativas, aunque igual podía estar viendo TV normal y los partidos.
Pero lo que realmente me entusiasmó, fue ver cómo se las arreglaba para ver los partidos y al mismo tiempo, obtener información adicional a la pantalla, a través del sitio que ayudaba a ver las estadísticas de lo que ocurría en la cancha.

Pantalla con las estadísticas del partido que se actualizan durante el juego

Pantalla con las estadísticas del partido que se actualizan durante el juego.

En este sentido la “experiencia” de ver un partido ya no era sólo estar frente a la imagen en movimiento, sino que se completaba con la información, las repeticiones, los comentarios y los números que el sitio web de la NBA se esforzaba por tener actualizados casi al segundo.
Cuando el domingo pasado llegó la victoria final de los Lakers, nos pasamos a la TV ya que daban el partido, pero lo vimos con el sitio de la NBA a la mano para ir consiguiendo los datos de base del encuentro; claramente nuestro destino fue ese y no el del canal que transmitía.
¿Lecciones? Varias y podemos citar:

  • El concepto de nativos digitales no sólo existe, sino que por sus características está llamado a remecer la forma en que se consumen los medios. Ya no sólo importa tener acceso al hecho que queremos ver (en este caso un partido) sino que lo relevante es verlo sin mediadores que cuenten lo que está pasando.
  • El “multi-tasking” o ejecución de tareas simultáneas (ver TV y usar el PC) llegó para quedarse y por lo mismo, hay que pensar siempre en cómo completar la experiencia de quien consume información. No sólo qué más puede leer o ver, sino qué más puede hacer a partir de lo que está mirando. En la interacción está la clave.
  • La TV normal le gana a la pantalla del PC (por ahora) en cuanto a resolución y sonido, pero está en clara desventaja en servicios de información asociados.
  • Cuando la banda ancha sea un poco más masiva que la situación actual y los contenidos estén disponibles, el tiempo para “ver TV en la TV y a la hora de la TV” se habrá terminado; lo mismo que el de las grandes audiencias de los programas.

Por último, por mi parte puedo anotar que desde ahora, ver cualquier evento sin estar conectado a Internet, será como perder la mitad de lo que está ocurriendo.

2 Comentarios

  1. Escrito 17 junio 2009 a las 8:04 | Enlace permanente

    Si hay algo que hace grande el deporte del baloncesto son las estadísticas. Pienso que todos los que amamos este deporte, somos adoradores de las estadísticas y del análisis del juego más allá de lo que muestra la televisión.

    Por eso no soporto ver los partidos de la ACB, porque salvo el marcador no hay ni una sola estadística en la televisión, mas que las aportadas por los comentaristas.

    Y tu hijo, en un ordenador tenía todo lo que la NBA es capaz de ofrecerle sobre un partido al instante (video, comentarios, estadísticas,…) con lo que la experiencia sube varios peldaños respecto de la emisión televisada.

    El día que las televisiones se den cuenta de que el usuario demanda más y lo demanda no cuando ellos quieren, ni como ellos quieren, y que está dispuesto a pagar por esa libertad y esa calidad, igual ven su hueco en Internet y empiezan a ofrecer un servicio de calidad.

  2. Escrito 28 julio 2009 a las 10:05 | Enlace permanente

    Entonces aparece un intento de salvavidas como lo es la televisión digital. Aun así coincido contigo, además yo también vi los play off por Internet más que por TV.
    Me acuerdo cuando me contaste que llevaste a tu hijo a ver la Dimayor -el año pasado- y me pareció muy muy bueno que lo motives con un deporte tan bonito como el basquetbol y lo apasionante que es. Me da mucha alegría que acompañes a tu hijo en una actividad tan sana.
    Un saludo con afecto, Vicente Schulz. Ex jugador de basquetbol y ex alumno tuyo del curso Medios IV: Tecnologías Digitales 08.

Escribe un Comentario

Tu correo electrónico nunca será compartido. Los campos requeridos están marcados con *

*
*