En los últimos días he seguido estudiando temas de web semántica, aprendiendo e investigando, más que trabajando en el tema. Por lo mismo, me he comenzado a imaginar posibilidades y futuras aplicaciones de esta forma de administrar y ofrecer información.
Conversando con un colega, descubrimos que una aplicación normal cuando la web “sea” semántica, será vincular datos de manera tal que se podrá avanzar a través de ellos gracias a las vinculaciones que tendrán.
En este sentido, lo que se haga en estos años en cuanto a “enlazar datos“, que es la forma de trabajo en la que se basa la web semántica, será clave para conseguir ese resultado.
Dándole una vuelta de tuerca a esta idea, en ese mundo de datos enlazados, será más fácil llegar a información que habitualmente está oculta por falta de acceso o publicidad de la misma. Y, por lo mismo, todos deberemos ofrecer “disclaimers” mucho más seguido porque los eventuales conflictos serán descubiertos más fácilmente. Estarán a un click de distancia.
Además, porque imagino que en ese mundo de “más” información, las empresas estarán más disponibles para ofrecer más datos acerca de ellas mismas y de sus operaciones. Un ejemplo por adelantado, es el que está dando Google con su información acerca de lo que los gobiernos del mundo le piden respecto de los resultados de su buscador.
La política fue lanzada ayer y el sitio inicial para informar del tema ya representa la manera en que la información será entregada en el futuro: simple, directa y fácil de usar. Me gustaría agregar que es detallada, pero asumo que eso vendrá con el tiempo.

El mapa del mundo con los datos de los países que han pedido cambios a Google

El mapa del mundo con los datos de los países que han pedido cambios a las páginas de resultados de Google.

Creo que la promesa de la web semántica es amplia y dependerá de lo que hagamos y desarrollemos, la manera en que podrá cumplirla.

Escribe un Comentario

Tu correo electrónico nunca será compartido. Los campos requeridos están marcados con *

*
*