Imagen del reportaje en El Mercurio

Imagen del reportaje en El Mercurio acerca de los libros digitales

Este fin de semana apareció una nota en “El Mercurio” con un par de opiniones mías referida a los libros digitales, en la que se hacía la natural comparación entre este tipo de publicaciones y los libros de papel. Jakob Nielsen había pasado por el tema con una columna en la que se encargó de demostrar que era mejor leer en el papel que en los aparatos digitales.

Aunque no tengo ninguno de los formatos más conocidos de este tipo de dispositivos (iPad, Kindle y Reader de Sony, aunque me gustaría también ver el Nook), he tenido la oportunidad de interactuar con ellos, como para saber qué se siente.

Lo que me queda claro, es que su competencia no es el libro de papel, ya que al menos en mi caso, tengo la seguridad de que no son comparables, por tratarse de experiencias muy diferentes. Creo que estos dispositivos van más enfocados a competir con los sitios web en los que previamente se publicaba la misma información, generando un espacio y una categoría diferente que permiten abordar de otra forma la experiencia de leer. A partir de ellos, la lectura es compartida, ya que se puede anotar por ejemplo un comentario al borde y revisar los comentarios de otros lectores del mismo libro o documento.

Otra característica que los hace interesantes, es su habilidad de búsqueda que, en el caso de textos técnicos (o de libros ya leídos), permite acceder en forma directa a una parte de ellos sin necesariamente avanzar página a página.

Creo que ambas, sumado al hecho de que cada dispositivo permite almacenar prácticamente una biblioteca, son características que hacen de este tipo de dispositivo algo que definitivamente vale la pena tener.

Ahora, ¿por qué me interesa tanto? Pues, por si no sabías, el año pasado escribí un libro y he estado estudiando cómo dejarlo disponible en formato electrónico para estos dispositivos. ¿Qué he aprendido hasta ahora?

  • Hay un estándar de publicación, llamado epub aceptado por casi todos los dispositivos.
  • Amazon ofrece un sitio especial y una guía en pdf para crear libros para Kindle.
  • Y una interesante guía en dos partes para crear libros desde el software InDesign de Adobe.

Lo que viene es trabajar para avanzar hacia esos formatos y, cómo no, contar con mi propio lector. Pero bueno, eso ya será otra historia.

Un Comentario

  1. M. Teresa Jara
    Escrito 29 julio 2010 a las 13:21 | Enlace permanente

    Profe
    Totalmente de acuerdo, no hay comparación entre un libro físicamente tangible y uno electrónico, describió muy bien las diferencias, el electrónico esta más orientado a libros técnicos, de estudios o de negocios, donde uno necesita recurrir a temas específicos de consulta cuando ya los leyó.

    Dígame romántica pero no hay como leer un libro, sentir el olor a hoja nueva o hoja ya antigua, o que alguien te preste un libro traspasándote su valor y vivencia que tuvo al momento de leerlo, yo personalmente no me puedo deshacer de los libros que leo porque creo que por alguna razón llegaron a mi vida y en un momento determinado que necesitaba leer esa experiencia.

2 Trackbacks

  1. [...] This post was mentioned on Twitter by Ignacio Lledó, ramon vallejos. ramon vallejos said: Aprendiendo cómo hacer e-books http://bit.ly/c1mUZU (vía @jccamus) [...]

  2. [...] Aprendiendo cómo hacer e-books – Este fin de semana apareció una nota en “El Mercurio” con un par de opiniones mías referida a los libros digitales, en la que se hacía la natural comparación entre este tipo de publicaciones y los libros de papel. Jakob Nielsen había pasado por el tema con una columna en la que se encargó de demostrar que era mejor leer en el papel que en los aparatos digitales. Aunque no tengo ninguno de los formatos más conocidos de este tipo de dispositivos (iPad, Kindle y Reader de Sony, aunque me gustaría también ver el Nook), he tenido la oportunidad de interactuar con ellos, como para saber qué se siente. [...]

Escribe un Comentario

Tu correo electrónico nunca será compartido. Los campos requeridos están marcados con *

*
*