Solitario y final

Manuel González solo al final, en la mina.

Manuel González solo al final, en la mina (Imagen tomada de la señal oficial de televisión, transmitida desde el interior de la mina).

La foto muestra el momento en que se había ya casi cumplido el anhelo de todos los chilenos: que los 33 mineros salieran desde la Mina San José y que quienes habían ayudado a sacarlos, también pudieran salir de allí.

La emoción fue fuerte durante todas las horas que duró esta operación y en los días que la precedieron.

Quienes seguimos lo que pasó esperamos que este episodio deje lecciones que duren. Muchas. Desde la seguridad en cualquier operación que involucre riesgo de vidas humanas hasta la sensación de que lo mejor de lo que somos como país salió adelante, haciendo que lo peor espere por un tiempo.

Creo que desde ahora se puede afirmar una imagen-país más potente que cualquier de las campañas que se estaban impulsando hasta ahora. La fortaleza de esta parte del mundo, está en la gente, más que en el paisaje o en lo que hayamos construido.

Somos capaces de hacer cosas: debemos creerlo y hacerlo. Tenemos el ánimo de emprender y sacar adelante lo que requerimos cuando nos ponemos de acuerdo para hacerlo. O, como dijo el Ministro Golborne al terminar la faena del rescate, podemos decir siempre: Señores, se cumplió la tarea.

Actualización:

Todos los diarios del mundo han contado la noticia de los mineros. Acá les dejo una presentación que reúne a varios de ellos, basada en el trabajo de Kiosko.net:

Un Comentario

  1. Oscar Alberto Boetto
    Escrito 14 octubre 2010 a las 12:53 | Enlace permanente

    Estimado Juan Carlos: adhiero al comentario. Seguí por la tv chilena nacional todo el rescato. Ha sido algo extraordinario. Felicito a los trabajadores que hicieron el ducto, a los rescatistas que entraron, y los mineros que involuntariamente fueron héroes. Pero el gobierno debería tomar cartas en todo el tema minería, y proteger a los trabajadores, y cuidar los lugares habilitados para las minas. Abrazo grande. Con mucha emoción. Oscar, Santa Fe. Argentina

Escribe un Comentario

Tu correo electrónico nunca será compartido. Los campos requeridos están marcados con *

*
*