Aunque suene extraño, el sábado pasado disfruté de una tarde especial junto a otras 120 personas, en la cima de la Torre de Telefónica en Santiago.

El motivo fue la realización de la conferencia mejorando.la web que organizan las comunidades de Maestros del Web y Cristalab y que, en esta ocasión, se hizo en nuestra capital. Transmitida online por MediaStream, llegó a 35 mil personas en todo el continente. Como lee: un evento mayor.

Aunque las charlas sobre CSS3, HTML 5, Jquery y Desarrollo ágil dejaron una cantidad impresionante de material para estudiar, quiero dejar anotadas algunas de las frases que dejó el conferencista final: Tomás Pollak.

Tomás tiene la gracia de haber saltado desde el periodismo hacia el emprendimiento vía la programación de aplicaciones, de las cuales Prey es la que ha conseguido el mayor renombre.

En el camino de aprender a crear su empresa, Tomás tuvo que pasar por varias lecciones que generosamente compartió al cierre de su presentación sabatina, mientras afuera atardecía. Fueron ocho “No” que vale tener en cuenta a la hora de considerar la realización de un proyecto.

Siguiendo su orden y explicaciones, acá van:

  • No necesitas inversionistas: la falta de dinero para partir no es una excusa, basta con tu tiempo y ganas para comenzar un buen proyecto.
  • No tiene que ser nuevo: el proyecto que se realizará no tiene que ser una innovación absoluta, también puede ser una mirada novedosa sobre algo existente.
  • No esperes para lanzar: no todo tiene que estar perfecto y listo, basta con que la aplicación haga lo básico y ya estará lista para ser mostrada. En el camino se perfeccionará.
  • No dejes de escuchar a tus usuarios: como son ellos quienes más la utilizan, ellos te irán guiando hacia los cambios y mejoras que necesita.
  • No pongas la carreta delante del burro: hay que atacar los problemas que aparezcan por orden, para que los más relevantes sean los que sean solucionados primero.
  • No creas que no puedes cobrar: si bien es bueno trabajar sin pensar en el modelo de negocios, siempre hay que considerar que alguien estará interesado en pagar por tu esfuerzo.
  • No dejes solos a tus clientes: tal como en uno de los puntos anteriores, hay que estar cerca de ellos, especialmente con información y ayuda cuando la necesiten.
  • No dejes de mejorar tu producto: siempre hay que estar innovando y dando razones para que los usuarios lo sigan prefiriendo.

Y, para terminar, una reliquia de los tiempos de Tomás como periodista en Fayerwayer. La foto es de Luis Ramírez y quien pilotea es Leo Prieto, quien fue uno de los socios iniciales de Tomás.

La foto muestra a Leo Prieto al volante de su Vespa en 2007. De pasajero, Tomás Pollak.

Leo Prieto al volante de su Vespa en 2007. De pasajero, Tomás Pollak.

Un Comentario

  1. Escrito 25 noviembre 2011 a las 11:04 | Enlace permanente

    todo un honor ser citado en tu blog Juan Carlos, nuevamente gracias.

    quizás aprovecharía de profundizar en el penúltimo punto (la importancia de dar buen soporte / servicio post-venta). creo que al final es éso lo que va construyendo la confianza de las personas hacia tí, tu empresa y tu producto, y lo que en definitiva lleva a la gente a recomendarle tu producto o servicio a otros.

    al final es éso, una cuestión de confianza. :)

Escribe un Comentario

Tu correo electrónico nunca será compartido. Los campos requeridos están marcados con *

*
*