La historia es simple. Nikon estaba presentando su nueva cámara D850 y llamó a 32 destacados profesionales del rubro para probarla en una actividad realizada con personas venidas de Asia, África y El Medio Oriente. Ninguna de ellas mujer. Ni una sola.

La situación permitió visibilizar un problema que ya ha sido visto en otras latitudes y que llevó a que incluso desde las publicaciones del área se criticara al fabricante, preguntándole si la nueva cámara era sólo para hombres e incluso que se le ofreciera una base de datos de fotógrafas, porque obviamente, hay y muchas.

Sin embargo, y aprovechando que paré en esta noticia, me dio gusto ver cómo en el diario que la da a conocer, es posible llegar a varias otras noticias relativas a mujeres fotógrafas. Como se ve en su diagramación, las otras notas que se ofrecen abarcan un par de años y son específicas al tema, permitiendo a los interesando avanzar más allá de esta nota y entender mucho más de esta situación y de paso, generar visitas, ver avisos y cumplir muy bien con la tarea del medio, que es informar y entregar una mirada amplia.

Queda claro que quienes están creando las noticias o haciendo la tarea de publicar (o incluso se podría hablar de post-publicación) entienden muy bien que no sólo basta con tener un contenido, sino que se deben vincular entre ellos para ofrecer otros similares. De esa manera, se amplía la experiencia y aparece la oportunidad de que un visitante recomiende a otros (como hago yo ahora) visitar esta noticia y seguir los contenidos que se ofrecen.

La experiencia de usuario en acción, genera buenos dividendos a todos.

Escribe un Comentario

Tu correo electrónico nunca será compartido. Los campos requeridos están marcados con *

*
*