Lo Último

Todo partió de una reflexión que me acompañó todo junio y parte de julio, que traté en clases y discutí con colegas y amigos: el efecto de los algoritmos en lo que ves o dejas de ver en las redes sociales en las que participas.

La cuestión es como sigue: en el 2015, Marck Zuckerberg, CEO de Facebook, dio a conocer que cada persona tiene cada día alrededor de 1.500 historias para ver en su muro, pero por tiempo, no llega a ver más de 100. Esto implica que hay un software detrás que elige cuáles son esas 100 historias o elementos relevantes, basado en diversos criterios, incluyendo las personas a las que uno sigue, las personas a las que elige ver con mas frecuencia y los temas frente a los que uno reacciona. De hecho, desde el año pasado han aparecido controles tales como “ver primero”, “esconder” o “dejar deseguir (sin dejar de ser amigos)” como elementos de reacción frente a las publicaciones que aparecen en el muro de las novedades.

Por supuesto que esta red social toma nota de todo eso y la siguiente vez que debe mostrar algo en el muro, discrimina usando ese tipo de orientaciones. Lo que necesariamente lleva a algo muy importante: es muy probable que tu sesión sólo muestre una parte de la realidad que normalmente será entretenida y amable, nada que te perturbe o moleste; verás personas con las que tienes buena relación y finalmente, hechos que son de tu pleno interés. De hecho, en su presentación de junio pasado, la empresa indicó que el objetivo del muro es informar y entretener.

Sin embargo, aunque los medios de comunicación tradicionales tienen probablemente el mismo objetivo, la diferencia de los medios respecto de la red social, es doble: en los primeros el mismo contenido es similar para todos los que acceden y no hay forma de esquivar los temas que no nos gustan. Si uno usa un medio tradicional, necesariamente tiene que enterarse dónde hay problemas, debe conocer historias inesperadas o incluso, termina aprendiendo de situaciones que están en pleno desarrollo. En la red, los filtros existentes y que uno mismo puso en marcha, evitan esas situaciones.

Necesariamente el mundo que conocemos va a cambiar con esto, en la medida que tengamos cada vez menos temas en común debido a que pocas veces el filtro mostrará lo mismo a gente que no esté tan cercana aunque viva en la misma comunidad. Por lo tanto, desde la perspectiva de la comunicación pública, creo que será uno de los grandes temas a tener en cuenta.

Para cerrar, un tweet que escribí hace unos días y que se refiere al tema:

 

Acerca de...

Juan Carlos Camus

Juan Carlos Camus

Profesor de contenidos digitales, usabilidad (UX) y arquitectura de información (AI). Autor del libro "Tienes 5 segundos".

Artículos

Poniéndome al día: viene un nuevo libro

Sin demasiada fanfarria, en este post anuncio que en breve daré a conocer mi siguiente libro.

Ver más

Datos, metadatos y quién se encarga de mantenerlos

Aproveché mi participación en el 3er Congreso de Bibliotecas Universitarias y Especializadas, para hablar de datos estructurados y su importancia en los contenidos.

Ver más

Esos raros redactores nuevos

El software que escribe reportes y noticias como si fuera un redactor humano, gana espacio y lleva a pensar en cómo se desdibuja el límite entre lo que hace una persona y lo que hace una máquina.

Ver más