Este artículo es uno de los cinco con los que resumo mi asistencia al evento UX-LX sobre usabilidad, realizado en Lisboa en mayo 2012.

La charla final del seminario UX-LX fue dictada por Bill Buxton, un energético y carismático presentador, que trabaja como “investigador principal” en Microsoft y cuenta con una impresionante biografía.

Para muchos de los presentes, entre los que me incluyo, Buxton logró algo interesante: que la historia de la computación personal sea algo que haya que mirar con interés y no sólo como una colección de aparatos, sistemas e ideas obsoletas.

Parte del artículo sobre Xerox PARC en la revista Scientific American

Parte del artículo sobre Xerox PARC en la revista Scientific American

Para convencernos de eso, Buxton uso un artículo de Marc Weiser titulado “The computer for the 21st Century“, publicado por Scientific American en Septiembre de 1991. Allí, con una anticipación increíble, el autor define los aparatos que se usarán en el futuro y destaca el Tab (parecido a un celular actual), el Pad (de allí llega el iPad) y el Board (como las grandes pantallas interactivas actuales). Pero no sólo eso, también bautiza lo que llama la computación ubicua, que es la capacidad de que todos estos aparatos estén conectados todo el tiempo y que la información fluya hacia a ellos en forma inalámbrica por diferentes vías.

Weiser trabajaba en esa época en Xerox PARC, es lugar increíble donde inventaron las interfaces gráficas y el mouse, ambos inventos de los que se nutrieron Apple y Microsoft más tarde. Y su gracia principal, como se ve en el artículo, es que allí realmente fabricaron e hicieron funcionar los inventos que él había imaginado.

El punto que Buxton levantó en su charla, fue que en la medida que nosotros conozcamos más de nuestros orígenes en términos tecnológicos, será más simple avanzar ya que se pueden tener fundamentos más concretos para lo que se quiere hacer. Y en ese sentido, su desafío siguiente es lograr que los objetos que hoy tienen un computador adentro (desde casas hasta autos) trabajen más integrados y “se den cuenta” de los otros objetos que los rodean, para interactuar con ellos.

De hecho, buscando material sobre Bill para este post me encontré con una cita suya en BusinessWeek, donde compara lo que hizo Kodak con sus cámaras en los años 20s y Apple con sus iPods en los 00s:

Lo que Apple hizo fue aprender de la historia y adoptó, adaptó y asimiló los éxitos pasados al contexto actual. Esto es simplemente buen e inteligente diseño en acción. También es una buena lección: una obsesión con lo nuevo y original sin un conocimiento profundo y la apreciación por el pasado, conduce a un camino de oportunidades perdidas”.

Desde mi perspectiva, esta charla de Lisboa, fue uno de esos momentos que recuerdas para siempre y que seguramente en el futuro ayudarán a, como decía Jobs, conectar los puntos que permiten hacer cosas interesantes.

Un Comentario

  1. Escrito 18 junio 2012 a las 14:47 | Enlace permanente

    Que buneo que viste a Buxton, Juan Carlos! Yo lo vi el anio pasado y alucine, gran maestro.
    La semana pasada estuve en PARC, me tome una foto de turista 😉

Escribe un Comentario

Tu correo electrónico nunca será compartido. Los campos requeridos están marcados con *

*
*